Juan Vaello, psicopedagogo, orientador, Inspector del SITE de Alicante, Profesor, Tutor de Psicología General y Psicología Evolutiva en la UNED de Denia – Benidorm, habitual colaborador en Cursos de Formación del Profesorado, ex – director del IES Bernat de Sarriá de Benidorm.

Autor de libros muy recomendables para la comunidad educativa como “Resolución de conflictos en el aula” (2003), “Las habilidades sociales en el aula” (2005), “Cómo dar clase a los que no quieren” (2007) y “El profesor emocionalmente competente” (2009).

Hemos tenido el placer de conversar con él sobre educación.

Del alumnado...

Deberíamos trabajar sistemáticamente en el aula el entrenamiento de la fuerza de voluntad, y la capacidad de renuncia y de demora del alumnado.

Es muy importante que las alumnas y alumnos descubran sus intereses, qué les gusta, en qué son buenos. Interés para hacer lo que te gusta, voluntad para hacer lo que no te gusta.

De las familias...

De las familias tenemos que valorar el querer (implicación), el poder (la capacidad de influencia sobre la hija o hijo) y el saber (si la estructura familiar tiene estrategias). 

De los contenidos...

En secundaria lo cognitivo se agranda, se hiperatrofia en detrimento de todo lo demás

como el entrenamiento de la fuerza de voluntad, del interés, la potenciación de la autoestima o cultivar las emociones.

De las instituciones...

Lo ideal sería que entre los centros escolares y las instituciones sociales hubiera protocolos, no burocratizados sino ágiles y rápidos, de intercambio de información, de medidas paralelas.

Del profesorado...

Educar es un trabajo que hay que hacer en equipo. El individualismo es antieducativo.

Equipos de profesoras y profesores que se marcan retos concretos como atajar y erradicar la creación de pequeños grupos en el aula ligados a consumos incipientes.

Y del futuro de la educación...

Me gustaría una escuela menos centrada en los contenidos, más centrada en competencias, que formara personas sabias, sociales, respetuosas con los demás, tolerantes, solidarias, altruistas.
Personas capaces de marcarse metas y de esforzarse para conseguirlas, capaces de conseguir unas islas de concentración diarias en torno a lo que les interesa para escapar del borreguismo y personas emocionalmente felices.