Tutorías en red es una página web de prevención de adicciones dirigida a la comunidad escolar. Nace de la colaboración entre el PMD/UPCCA-València de la Concejalía de Sanidad, Salud y Deportes del Ayuntamiento de Valencia y la Fad.

Ofrece una serie de actuaciones, talleres y programas que tratan de sistematizar la prevención escolar a través de las diferentes etapas educativas, adaptando los contenidos a las edades del alumnado destinatario e incorporando actividades para el ámbito familiar. Los programas están diseñados para que sea el tutor o la tutora quien lo aplique en el aula.

Tal y como nos contaba Juan Vaello en la conversación que mantuvimos con él “un especialista en inglés o en tecnología no necesita ser un experto en psicopedagogía. Lo que necesita son estrategias básicas de usuario para ser capaz de transmitir a su alumnado una serie de competencias socioemocionales que les ayuden a convertirse en personas maduras y responsables”.

Para ello, ofrecemos a los docentes asesoramiento técnico y formación, online y presencial, en materia de prevención de adicciones, tanto a sustancias como comportamentales, fundamentalmente a videojuegos y apuestas online.

La planificación de las actividades preventivas resulta crucial para que se respeten las sesiones que se van a dedicar a su correcto desarrollo. También es importante que exista el mayor consenso posible en el claustro a la hora de seleccionar los programas ya que esto repercutirá en el compromiso y éxito de su implantación en el centro educativo.

 

Repensar, diseñar y actuar

Estamos de acuerdo con Juan Vaello cuando afirma que “educar es un trabajo que hay que hacer en equipo, es un encargo social que no se hace a profesores sino a equipos de profesores. El individualismo es antieducativo”.

En este sentido, organizamos Talleres de Design Thinking en Educación y Prevención, que proporcionan a los profesionales de la educación herramientas para enfrentar las dificultades y retos que se plantean a diario en este ámbito de una manera innovadora, creativa y centrada en el usuario.

Además de propiciar el trabajo colaborativo, esta metodología fomenta la empatía y acerca a los participantes a un entendimiento profundo de los problemas complejos, dando respuestas concretas a preguntas como las que surgieron en uno de nuestros talleres: “¿Cómo podríamos mejorar la comunicación entre los profesionales del centro educativo y las familias para tener más cercanía con el alumnado? o  ¿Cómo podríamos enseñar a nuestro alumnado a gestionar sus emociones frente al fracaso?”.

 

Visibilizar la labor de la escuela

Hablando con Carlos Magro nos decía que “cuando tenemos una visión negativa de la educación es porque nos dejamos contar las historias. Tenemos las tecnologías, tenemos las buenas prácticas y nos falta un poco ese ejercicio de contar nuestro relato de lo que está sucediendo.” Y añadía que “cuando alguien lo cuenta, vemos los grandes proyectos, la gran implicación que hay, las maravillas que se están haciendo. Ese tejido cada vez más grande de docentes y escuelas que están cambiando las cosas”.

Tenemos esto muy presente, y nos gusta escuchar las experiencias que comparten con nosotros desde los centros educativos, como el proyecto de las “Tutorías afectivas” del Colegio Municipal Benimaclet.

Impulsamos también iniciativas que fomenten la participación de la comunidad educativa y ayuden a visibilizar en las redes su labor en prevención de adicciones. Es el caso de #Uni2SomosMás.

Por el momento, hemos contado con el apoyo de profesionales “anónimos” y otros con más presencia y repercusión en las redes como José Blas García (@jblasgarcia), Azahara García (@AzaharaTIC), Carles Caparrós (@Korah_FF) o Roc Massaguer (@Outconsumer), que han contribuido a reforzar el impacto de la iniciativa y a contagiar a otros profesionales.

 

Las habilidades para la vida como factor de protección

Impartimos al alumnado talleres presenciales, considerados como un complemento, un apoyo a la labor que se realiza en el centro educativo con los programas. Uno de ellos es el Taller “Diseña tu Vida”, a través de 6 sesiones y 3 misiones: conocerse, construir y comunicar + compartir, persigue fomentar la autoestima y la empatía, trabajar en equipo, tomar decisiones y resolver conflictos, a menudo relacionados con un consumo abusivo de cannabis o con la pérdida de control en el uso de los videojuegos. Saber comunicar, expresarse correctamente, defender y argumentar ideas, escuchar activamente.

Para poder transmitir estas competencias, es importante que los docentes las pongan en práctica en su día a día en el centro educativo, ya que son un ejemplo a seguir. En este sentido, Andrea Giráldez hablaba de la importancia de saber escuchar en una entrevista sobre Coaching Educativo, decía que «en el imaginario de los docentes ser profesor es explicar cosas, estar hablando siempre, y de vez en cuando hacer una pregunta, si alguien levanta la mano, le contesta y sigue hablando. Y según vamos aumentando de nivel el discurso se hace más largo, más grande. Es un hábito. Quizá habría que escuchar más y preguntar más»

Son todas ellas habilidades para la vida, factores de protección frente a las conductas adictivas, y se pueden entrenar y fortalecer.

El cierre lo dejo en manos de un referente en positivo para los jóvenes, Nach. En una entrevista muy recomendable para jóvenes y adultos nos comentaba que “uno con la experiencia deja de creer que solo hay un camino, el de la felicidad, y que siempre hay que sonreír. La vida está llena de frustraciones también, y eso forma parte del camino. Se trata de intentar aceptarlo, y disfrutar al máximo la parte buena”.